domingo, 5 de febrero de 2012

HILARIO CAMACHO - El final de un viaje, o el comienzo...

No soy nigún experto en la vida y obra del genial Hilario Camacho, y menos para escribir un artículo que pueda reflejar una especie de biografía, además todo esto está en su página web que afortunadamente sigue activa.

http://www.hilariocamacho.com

En la que podéis encontrar reseñas en primera persona como esta:
"Me gusta escribir sobre las personas, su comportamiento sentimental y sobre todo sobre su vida interior. La música nace de mí de una forma espontánea y natural y por eso siempre he estado dispuesto a afrontar los diversos cambios por los que he atravesado conservando lo más personal de mí."

Como admirador de Hilario, humildemente sólo quiero reseñar aquí un recuerdo a uno de los más grandes autores españoles y para mí el mejor escritor de historias simples, urbanas, cotidianas y tan sencillas que en muchas de ellas yo y cualquiera puede sentirse reflejado.
No era el clasico cantautor reaccionario, ni tampoco un ídolo pop, era simplemente él, un personaje entrañable desde sus tiempos más "golfos" en la universidad por aquellos años 60, luego en sus composiciones más reconocidas y experimentales en los 70 en álbumes como "De paso" o"Estrella del Alba" donde se mezcla el folk e incluso el rock progresivo y su época más pop y que personalmente más me gusta en los 80. En los 90 salieron varios recopilatorios, directos y dos nuevos álbumes "El mercader del tiempo" y "Lunático veneno" En los 2000, más o menos lo mismo, un álbum llamado "No cambies por nada" y el recopilatorio "Una mirada diferente " con sus temas de siempre grabados de nuevo con una diferente producción y estilo.

En los 80, tiene tres discos maravillosos, LA MIRADA DEL ESPEJO , SUBIR SUBIR y GRAN CIUDAD, así al estilo del pop elegante de autor solista como Christopher Cross, me parecen una de las más grandes contribuciones al panorama musical de la época, paralelo a la vez que alejado de toda aquella eclosión artística y musical que supuso lo que se dio en llamar "La movida". En estos discos nos dejó un legado de canciones urbanas, en torno al estilo de la época, yuppies, grandes ciudades y el éxito como único objetivo a la vez que un lado melancólico donde los sentimientos y la felicidad eran el objetivo particular de los personajes de otras de sus canciones.

Toda esta genialidad tuvo su recompensa y llegó al gran público con aquella serie de Tv, "Tristeza de amor" aunque antes ya había llenado las emisoras con temas como "Final del viaje", " Madrid amanece", "Taxi" o "Me siento bien"y claro aquella canción de la serie de dibujos animados "David el Gnomo", que nadie sabía que era suya...(Pincha los temas resaltados en azul para escucharlos)

En este último recopilatorio "Final de viaje" podéis encontrar una buena muestra de sus canciones y su talento.
Además introdujo en el business a unos cuantos que hoy continúan famosos y reconocidos, colaboró con muchos más y hoy sin embargo el gran olvidado es él.

Qué pena tan grande y que injusticia, que todo su material esté prácticamente descatalogado, que ninguna emisora ponga ya sus canciones, que no tenga más que una página web que si sigue activa tal vez es porque alguien se olvidó de cancelarla y gracias que le doy.

Hilario nos dejó en 2006, con 58 años, todo un caballero, un tipo amable, con una cara de buena persona de quien no tiene nada de que arrepentirse. No era un buen momento profesional para él, en estos tiempos de música vacía, sin mensaje y hecha para gente sin criterio. Se cuenta que cuando pidió ayuda a algún que otro ahora famoso cantante de los que él hacía 30 años habia introducido en el negocio le contestó "llama a mi secretaria". Que injusto que un atajo de sinverguenzas y aprovechados que luego en sus homenajes póstumos se mostraban tan amigos y devastados le volvieron la cara al viejo Hilario. Aunque también me consta que otros fueron amigos incondicionales hasta el final.

Pero prefiero hablar de su legado y hacer un llamamiento o un grito a quien quiera escuchar para recordarle que el gran Hilario sigue ahí a través de sus canciones, o más bien de sus historias hechas canciones.

Hilario llenaste tanto el corazón de las personas que al final de alguna manera se vació el tuyo.
Un abrazo admirado donde quiera que estés!

Pulsa PLAY para escuchar UN EXTRAÑO EN MADRID

Pulsa PLAY para escuchar TAXI:


Pulsa PLAY para escuchar FINAL DE VIAJE

Si habéis leído esto y os gusta Hilario estaría muy agradecido de que lo difundíerais por ahí Gracias a todos. Gracias Hilario por las canciones.
Pincha este BLOG sobre HILARIO por una calle con su nombre en Madrid, contiene vídeos.
Y aquí el grupo en Facebook

3 comentarios:

  1. Por ej. cuando otro genio de la música española, Teo Cardalda empezó Cómplices después de Golpes Bajos, se quedó atascado en la letra del tema principal que presentaria el grupo...se lo dijo a Hilario, éste al poco lo llamó y le dijo "ya lo tengo: TE BESARE Y TE AMARE Y SERAS MI COMPLICE" y ahí empezó Cómplices. Teo en Cómplices compone todo y toca prácticamente todos los instrumentos pero la frase clave que dio origen al grupo es de Hilario, hecho que Teo siempre ha agradecido enormemente.

    ResponderEliminar
  2. El alma es el recuerdo de quienes te quieren y esa antorcha sigue viva en el corazón de gente sencilla como tú o como nosotr@s que nunca vamos a olvidar que una vez nos enseñó que era posible la vida un Arquitecto de Sueños que creyó que volar era también para los que tienen una mirada diferente y saben ver lo esencial.Hilario no era de muchedumbres y tampoco le hubiera gustado estar en medio de famosos de medio pelo que están demasiado preocupados de mirarse el ombligo como para mirar más allá. A él le gustaba su gente y le gustaría leerte y agradecértelo.Yo no soy sino una admiradora de su obra y de su sencillez que siempre procurará como tú que no se le olvide, por eso te doy las gracias por tu emotivo recuerdo.Un abrazo.Laura.

    ResponderEliminar
  3. Oye, qué bien ha estado este post, Mike. No conocía a Hilario Camacho, de niña cantaba muchas veces esa canción (Tristeza de Amor) y paradójicamente no sabía quién la había compuesto. Jo, cuántas cosas nos enseñas. Ahora, volviendo a escuchar Tristeza de Amor me he transportado veinticinco años atrás por lo menos... Qué buen hombre se le veía. Gracias por recordarnos quién fue. Y la anécdota de Cómplices, me parece increíble, no tenía ni idea...

    ResponderEliminar