lunes, 4 de octubre de 2010

MIKEL ERENTXUN - Detalle del miedo (2010)

No sé a que viene la presentación del ex-Duncan Dhu acompañado de "las Malas Influencias" un reconocimiento a sus músicos supongo.

En cualquier caso mi primera impresión de este nuevo disco, es decepción. Como un gran seguidor de Mikel durante los últimos años después de verlo tocar en local en un super concierto y después de los dos últimos discos, esa etapa genial de "Ciudades de paso" y "En el corredor de la suerte"...los poderosos directos y la gran fuerza de canciones rockeras sin abandonar claro, sus canciones pop dulces pero no tanto como aquellas de azúcar de Duncan Dhu, llevaba tiempo esperando escuchar un nuevo trabajo suyo y la verdad esperaba una evolución hacia otros horizontes del pop y rock.

Es evidente que en su larga trayectoria musical ya ha demostrado con muy buena puntuación que es un gran artista y desde luego se puede permitir el lujo de hacer lo que le da la gana a estas alturas, pero un disco de 12 temas monótonos, pesados y grises, que aunque están bien trabajados y producidos, no me causan más que aburrimiento .

En algún comentario por ahí leí que "es un disco otoñal"..., yo no lo veo así, es más bien un disco triste, gris y yo diría sombrío. Hay discos "otoñales" con una gran fuerza y positividad a pesar de envolver canciones y escenas en paisajes lluviosos, plomizos y ocres: Friends Again (Trapped & Unwrapped), Aztec Camera (Knife), The Waterboys (Fisherman Blues)... y otros tristes pero no por ello monótonos podrían ser A Flock Of Seagulls (The Story Of A Young Heart) o alguno de Del Amitri o aquí mismo cualquiera de Los Secretos.

No me atrevo a decir que es un disco malo, son canciones que posiblemente no tienen que ser peores que las que ha hecho hasta ahora y algunas son bonitas incluso dentro de su tristeza y aridez, además cuenta cosas, lo que siempre es mejor por ejemplo que esos repetitivos discos de Fito y Fitipaldis siguiendo el mismo cliché con esas letras con rimas estúpidas y absolutamente vacías de contenido. Pero esa orquesta, con unos violines melancólicos y esos arreglos de metales que me recuerdan a acompañamientos de varietés y circos en ferias de pueblo, ese ambiente de recuerdos infantiles en blanco y negro, no sé si frustantes o nostálgicos pero en cualquier caso deprimentes. Sí que digo que es un disco plano, monótono, empalagoso y aburrido. Se me hace eterno y sólo espero que cada canción pase a ver si viene algo mejor, pero no, es todo igual. Suena a ese estilo ofuscado con que Bunbury (Héroes del Silencio) nos lleva castigando los oídos desde hace más de una década....

Sólo destaco dos temas que soporto bien, sobre todo por los geniales outros* instrumentales con que acaban: PIDIENDO PISTA y HORIZONTE VERTICAL (inciso: ¿porqué en casi todos los CDs la mejor canción o una de las mejores es casi siempre la número 7 ?)

Otras canciones como "La indiferencia","El último hombre en el mundo" o "Cuando nos cambió la voz" son absolutamente pesadas y deprimentes.
Como el propio Mikel dice de sí mismo: "soy español, pero tengo muy pocas influencias españolas en la música, mi música no es latina sino anglosajona" Pues no sé en quién se ha basado para hacer un disco así, en los momentos más bajos de Tom Waits, Neil Young o Leonard Cohen...
Hasta la portada y las fotos te echan para atrás...

Este es uno de esos discos que suelen definir como "intimista" o "muy personal" por no decir que aburre a las otras... En fin, como ya he dicho soy un gran admirador de Mikel, pero seguiré escuchando el "Corredor de la suerte", "Ciudades de paso ", "Te dejas ver"...

Si eres uno de esos fans "integristas" como tantos de Prince, U2, Springsteen o Michael Jackson por ejemplo, incapaces de admitir un disco malo de sus ídolos, aunque sean auténticas bazofias, te autoconvencerás de que es un disco buenísimo y te hartarás de escucharlo sugestionándote de lo excelente y precioso que es, y más si te has gastado casi 20 pavos en conseguirlo,... pero si tienes un poco de sangre fría para calibrar lo que sientes cuando lo escuchas, este disco te parecerá un rollo y aburre. Por mi parte seguiré esperando al próximo.

LINE UP:
MIKEL ERENTXUN: vox, guitarra acústica y española - Rufo Urbina: batería - Mikel Artieda: bajo - Rubén Caballero: guitarra eléctrica, acústica, española y mandolina con Joserra Semperena: piano y arreglos orquesta y Melvin Duffin: pedal steel.

Pulsa play para escuchar PIDIENDO PISTA:

Pulsa play para escuchar HORIZONTE VERTICAL:
* OUTRO: término usado en las canciones opuesto a la intro, es decir, la parte final con que acaba la canción que lleva a una coda o va desapareciendo paulatinamente (fade out).

4 comentarios:

  1. Bueno... desde luego no es una maravilla... pero tampoco está tan mal... para mí que lo has escuchado poco.

    ResponderEliminar
  2. Hey Alderaan, me alegra verte por aquí de nuevo.
    Yo no he dicho que sea malo, digo que es lento y que aburre. Hay discos increíblemente buenos desde el punto de la composición musical pero aburridos hasta morir (conoces YES - Tales from Topographic Oceans...?)
    Yo no me pierdo nada de Mikel, tengo hasta un DVD grabado de la tele con la presentación en Canal Sur de "En el corredor de la suerte" con un excelente directo y entrevista incluídos y cuando venga por Málaga iré a verlo por supuesto.
    Lo fácil siempre es decir, "es un disco estupendo"...Sé que me puedo llevar un chaparrón por este artículo, pero para fan de Mikel Erentxun yo de los primeros, pero para comentar música, sinceridad ante todo.

    Evidentemente si me machaco y me sacrifico a escucharlo una y otra vez, acabaré encantado por puro Síndrome de Estocolmo y haciendo de la tristeza un motivo de satisfacción, lo cual no pretendo.

    Lo he escuchado bastante, y sé que a menudo los mejores discos son los que te chocan o te desagradan al eschurlos la primera vez así como otros que encantan al principio, luego aburren cuando ya los conoces, pero en este caso lo tengo claro. No es malo, pero se hace eterno, te envuelve en melancolía y te hace ver en blanco y negro, tal vez es lo que él pretende pero yo no desde luego.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Está clarísimo. Desde luego, no hace falta que te lleves ningún chaparrón. Este es tu blog y ésta es tu opinión, totalmente respetable.

    Yo también soy un hard-to-die fan de Mikel y de los Duncans, por eso, después de los dos últimos discos de Mikel, El Corredor de la Suerte (que gozada de título!)y el concierto en el Victoria Eugenia, un poco demasiado rockers para mi gusto, tenía ganas de escuchar un disco tranquilito, tipo Autobiografia. Aunque ya se sabe, para gustos...

    ResponderEliminar
  4. Yo tambien soy fan incondicional de Mikel y si viene a Barcelona allí estoy yo, pero este disco creo que no lo he podido escuchar dos veces todo seguido, me aburre, me deprime y le falta muchisimo ritmo, como dices es repetitivo, y eso no quiere decir que la letra, arreglos, musica y un largo etc, sean buenos, pero lo siento pero no le he cogido el truco.

    Eva

    ResponderEliminar